Clientelismo vecinal subvencionado

Definición de clientelismo: Tendencia a favorecer, sin la debida justificación, a determinadas personas, organizaciones, partidos políticos, etc., para lograr su apoyo.

En el artículo de “hoyaragon.es” critica las subvenciones recibidas por la Federación de barrios de Zaragoza (FABZ), desde el Ayuntamiento de Zaragoza, regido por Zaragoza en Común (ZEC). No ponemos en duda los datos, que desde el artículo se le asignan a la FABZ, y su comparativa con otras federaciones o entidades asociativas, pero se olvidan de contrastar que las subvenciones públicas deben ir encaminadas a la realización de unos objetivos concretos y en el artículo no aparecen los objetivos ni los grados de cumplimiento de dichos objetivos. Por lo tanto ¿se puede considerar que han estado mal asignadas esas subvenciones?

Este artículo, en materia de credibilidad, adolece de seriedad informativa, realiza ese periodismo que se esta poniendo tan de moda denominado como: “de la seudo verdad”, que es ese periodismo que sin mentir, tampoco expone toda la verdad, lo que podríamos denominar como “una verdad a medias” (que muchas veces es peor que una mentira completa).

Por otro lado tampoco se puede negar esa seudo verdad que presenta a la FABZ como: organismo de propaganda de una determinada política realizada desde el Ayuntamiento de Zaragoza, solamente hay que remitirse a los medios de comunicación que distribuye la FABZ, que muchas veces se convierten en órganos de propaganda dirigida hacia los movimientos de ZEC, IU , a sus políticas y  a sus representantes.

Cualquier entidad debería poder ser independiente económicamente, para no depender de los órganos de poder, ya que si los presupuestos de cualquier organización dependen de las subvenciones, siempre serán entidades dependientes, de los poderes fácticos que les facilitan la supervivencia económica. Las subvenciones deben entregarse a las entidades para la consecución de unos objetivos claros y, una vez terminadas las fechas de ejecución, auditados por la entidad subvencionadora, para posteriormente publicar los resultados de la auditoría y poder valorar el índice de cumplimiento de los mismos, si no las subvenciones pasan a ser una aportación para el sostenimiento de los gastos generales y de trabajo de una entidad, asociación, grupo, o en el peor de los casos personas y por lo tanto  una acción más de clientelismo político, como en el caso que nos ocupa.

El artículo al que se hace referencia puede leerlo íntegramente aquí.

Sobre CMRMS

Comentar

x

Check Also

Difamando

Estábamos reunidos unos compañeros, cuando ...

Muditos

Desde algunos ángulos, se observan ...

¿Tienen representatividad las asociaciones de vecinos o jaque al movimiento vecinal?

Asociaciones que llevan años persiguiendo ...